Estos mini-drones de 10 centímetros son lo último en espionaje militar.

El ejército británico se convertirá en el primero en utilizar un nuevo tipo de avión no tripulado para combatir en Afganistán. Se trata de minúsculos helicópteros de solo 10 centímetros de largo, 2,5 de ancho y 16 gramos de peso, equipados con cámaras capaces enviar vídeo y fotos a las tropas que los utilizan para detectar dónde se ocultan los insurgentes. El drone se llama Black Hornet y el Ministerio de Defensa Británico ha confirmado que comprará 160 de estos aparatos por 20 millones de libras (23 millones de euros, mantenimiento incluido). Es decir, unos 144.000 euros por aparatito. Baratos no son.

Leer noticia completa en: http://es.gizmodo.com/48752288

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s